padre pepe donaciones angelo calcaterra

Agradecimiento del Padre Pepe a A. Calcaterra

Desde el sur de la Ciudad de Buenos Aires, en la Villa 21-24, Barracas, llega un agradecimiento muy especial a Angelo Calcaterra, CEO de San Tonino y reconocido arquitecto. Aquí funciona el comedor Amigos del Padre Pepe, que prepara 1200 porciones diarias de comida para asistir a los necesitados.

A cargo de Mirna Florentín, a quien Calcaterra conoció a través de una nota en el diario, este comedor tiene la particularidad de ofrecer comida a enfermos crónicos que sufren de diabetes, celiaquía, son hipertensos o tienen problemas gástricos, entre ellos, hay niños y personas con patologías psicológicas, entre otros. También preparan comida “convencional”, pero sin duda lo que más se destaca es la preparación de comida saludable, así como un menú variado, que incluye frutas y verduras en abundancia.

A raíz de la crisis, acentuada por la pandemia, cada día son más los vecinos que se acercan a buscar alimento y, si bien el comedor recibe ayuda del gobierno, hoy se ven superados por la alta demanda. Angelo estableció comunicación con ella y le contó que le gustaría ayudar. Mirna contó acerca de su preocupación por la cantidad creciente de gente que se suma a diario en busca de comida y por la salud de los colaboradores.

A través de la Misión Padre Pepe – Barracas agradecen el compromiso con la organización y con el pueblo resulta, lo cual resulta esencial para transitar no solo la pandemia sino el contexto de desigualdad en general. 

Atento la línea de acción comunitaria tendiente a mejorar la calidad de vida de las personas económicamente pobres, los recursos que Calcaterra aportó impactaron directamente en los objetivos de la Misión desplegados en el barrio 21-24. El Padre Pepe destacó en su agradecimiento que “Gracias a las donaciones se pueden multiplicar los platos de comida y llegar a más gente”.