Ejemplo-de-responsabilidad-social-por-Angel-Calcaterra-2

Un ejemplo de responsabilidad social empresarial

Bajo el lema de En Eco House, el deporte es ayudar, Angelo Calcaterra, CEO de San Tonino S.A. conoció a esta organización sin fines de lucro, con la que colabora en forma sostenida desde hace años, casi por casualidad. Se enteró de esta ONG, durante una charla entre amigos, como muchas veces empiezan las grandes cosas. El fundador de Eco House es el hijo de un amigo de Angelo Calcaterra, y cuando le presentó el proyecto, nos cuenta que le impactó la idea de tomarlo como un deporte. “Porque, quizás muy dentro mío”, agrega Calcaterra, “sentía y siento que ayudar conlleva responsabilidad y, en primera instancia, un hobby, me parecía que no iba por ese carril. Pero después, pensándolo bien, me di cuenta de que -como dicen en su carta interna- uno ayuda porque las ganas de hacerlo son más fuertes. Y eso me movió de lugar, me desencajó para bien: una cosa no quita la otra, pensé, podemos tener ganas de ser responsables, no vivirlo como una obligación”.

Ejemplo-de-responsabilidad-social-por-Angel-Calcaterra

Inmediatamente, Angelo señala que quiso colaborar y lo motivacional de la propuesta del proyecto lo dispuso aún más. 

La comunidad de Eco House está compuesta por «ecohousianos» (hinchas), «agentes de cambio» y «voluntarios eventuales» (jugadores), «coordinadores» (directores técnicos), «mecenas» y «colaboradores» (socios y sponsors), y una «mesa redonda» (dirigentes).
Esta comunidad, además, se caracteriza (lo podemos ver en su organigrama) por su estructura meramente horizontal (“gobernar sin gobernar”), donde todos aportan desde el propio lugar, porque, también, el bien común no conoce de intereses personales ni de partidos políticos. “Creo, además, con convicción, que ser el cambio que uno quiere ver en el mundo se asemeja a que las pequeñas acciones, multiplicadas por mucha gente, generan grandes cambios”, expresa Calcaterra.