La-Responsabilidad-Social-Empresarial-como-una-gestion-integral-de-negocios.

La Responsabilidad Social Empresarial como una gestión integral de negocios

A partir de esta definición del CEO de San Tonino, podemos pensar la Responsabilidad Social Empresarial desde una visión de negocios que integra el respeto por las personas, los valores éticos, la comunidad y el medioambiente con la gestión de la empresa, más allá de los productos o servicios que esta brinde, del sector al que pertenezca, su tamaño o nacionalidad.

Una empresa socialmente responsable debe cumplir con varios requisitos, acciones, que consignamos aquí:

Promueve e impulsa una cultura de competitividad responsable que busca las metas y el éxito del negocio, contribuyendo al mismo tiempo al bienestar de la sociedad.

Hace públicos sus valores, y se desempeña sobre la base de un código de ética.

Promueve la convivencia con esquemas de liderazgo participativo, solidaridad, servicio y de respeto a los derechos humanos y a la dignidad humana, así como los lleva a la práctica en su seno.

Fomenta condiciones laborales favorables para la calidad de vida, el desarrollo humano y profesional de toda su comunidad (empleados, familiares, accionistas y proveedores).

Muestra respeto ante el entorno ecológico en todos y cada uno de los procesos de operación y comercialización, y también contribuye con la preservación del medioambiente. Reconoce las necesidades sociales del entorno en el que opera y colabora en su solución, impulsando el desarrollo y mejoramiento de la calidad de vida. Asimismo, reconoce y brinda apoyo a causas sociales como parte de su estrategia de acción empresarial. También, invierte tiempo, talento y recursos en el desarrollo de las comunidades en las que opera. Participa, por medio de alianzas intersectoriales con otras empresas, organizaciones de la sociedad civil, cámaras, agrupaciones y/o gobierno, en la discusión, propuestas y atención de temas sociales de interés público. Tiene en cuenta e involucra a su personal, accionistas y proveedores en sus programas de inversión y desarrollo social.

Le pedimos a Angelo Clacaterra que, luego de estos ejes de acción mencionados, si tuviera que identificar una línea que uniera a todas estas propuestas para que la empresa sea socialmente responsable, nos cuente cuál sería: “Las empresas deben tomar estas propuestas como guía para lograr tanto ganancias como bienestar y equilibrio con el planeta con un esquema de gobernabilidad”, señaló el CEO de San Tonino.