Claves de comunicación efectiva por Calcaterra

Claves de comunicación efectiva – I

Muchas veces nos preguntamos si transmitimos de forma eficiente el mensaje que queremos. Para hacernos de algunas estrategias, a fin de lograr ese objetivo, consultamos con Angelo Calcaterra, CEO de San Tonino y reconocido arquitecto, quien nos ofreció interesantes herramientas que aquí compartimos con ustedes.

En principio, Angelo Calcaterra sostiene que debemos dividir la conversación en tres momentos igualmente importantes.

Angelo Calcaterra | Claves de comunicación efectiva - I

“Primero tenemos el momento previo. Aquí, con ánimo de prepararnos para la conversación que tendremos, lo más importante es predisponernos”, asegura el CEO de San Tonino. Cuando le preguntamos si podía detallarnos un poco más a qué se refería con ello, Calcaterra amplía lo dicho. Nos dice que, al verificar nuestro estado emocional previamente a mantener la conversación, podemos tener mayor conciencia de cómo nos encontramos para transmitir, no solo a través de las palabras lo que queremos, sino también por medio de los gestos y la voz, es decir, del lenguaje corporal. “En este punto es muy importante concentrarnos en la intención que queremos comunicar, nuestro objetivo, para, a partir de eso, elegir el tono a emplear, porque no es lo mismo disponerse a la firmeza, a un deseo, a una negociación o a una orden, por ejemplo”, señala el empresario.

“Obviamente, hay diversas combinaciones posibles, porque podemos predisponernos a ser firmes en la expresión de un deseo que manifestaremos en el marco de una negociación, por ejemplo, por lo que es importante que anotemos nuestras intenciones, a fin de focalizar en ellas, como si fuesen nuestro norte”, nos comenta Calcaterra.

Además de lo mencionado, Calcaterra hace hincapié en el medio: “Como lo indica un conocido concepto de comunicación, muchas de las veces -por no decir todas-, el medio es el mensaje. Es decir, ponderar un encuentro en persona, donde la situación transcurre en tiempo real, suele ser más efectivo que un mensaje instantáneo o un correo electrónico, por lo tanto, el valor de la inmediatez es tanto o más importante que aquello que vamos a decir y cómo lo diremos”, concluye Calcaterra.